logo

¿Quienes somos?

Practics Business Solutions nace con el objetivo de centrar su actividad en la implantación de sistemas de gestión para empresas, utilizando mayoritariamente herramientas OpenSource; Openbravo ERP, Vitger CRM, Prestashop eCommerce, SugarCrm.
info@practicsbs.com
+34 933 800 360

Retos de la logística ante el crecimiento del ecommerce

Retos de la logística en el crecimiento del ecommerce

Retos de la logística ante el crecimiento del ecommerce

En nuestros días, más que hablar del crecimiento del ecommerce hay que hablar de auténtica explosión. El aumento astronómico de las cifras de comercio online somete a gran presión al sector logístico: además de las oportunidades de crecimiento surgidas, las empresas del sector logístico han de superar una serie de retos para sobrevivir.

 

Grandes cambios a marchas forzadas

 

El crecimiento del sector del e-commerce era ya una tendencia al alza antes de la irrupción de la pandemia en nuestras vidas. La situación derivada de la COVID ha sido el impulsor definitivo de las compras online. Da igual tomar en cuenta valores absolutos o relativos, anuales o trimestrales, no importa en qué país: las cifras de ecommerce aumentan a ritmo vertiginoso. 

 

El confinamiento primero y la imposición de la distancia social después, han servido para que, incluso los consumidores que se mostraban más reacios y más desconfiados en el medio online, hayan sacado sus billeteras frente al ordenador y se hayan lanzado a buscar en internet los productos que necesitan. Según los expertos, estos nuevos hábitos se mantendrán de forma permanente, asentando el crecimiento del ecommerce que estamos viviendo.

 

Los cambios han sido muy rápidos y todas las empresas han tenido que adaptarse sin tiempo para crear estrategias de redimensionamiento. Por poner un ejemplo, se estima que las compras online de productos de primera necesidad aumentaron hasta un 286% entre el 13 y el 19 de abril con respecto al mismo mes del año pasado.

 

¿Qué significa esto para el sector logístico? El peso del ecommerce en la facturación de las empresas logísticas es cada vez más importante, sobrepasando en muchos casos el 50%. Pero al mismo tiempo que aumenta la facturación, crecen las exigencias, la competencia y las dificultades. 

 

Como veremos, una de las claves para la supervivencia de las empresas del sector logístico es sacar partido a la innovación tecnológica.

 

Consumidores más exigentes

 

El comprador online se caracteriza por ser impaciente y por su elevado nivel de exigencia. Están (estamos) acostumbrados a encontrar lo que buscamos y obtenerlo inmediatamente con unos pocos clics.

 

Los consumidores online exigen tiempos más cortos de entrega, horarios más amplios y mayor flexibilidad en el servicio. Casi nadie está en su casa esperando los paquetes, lo que obliga al servicio de transporte a proporcionar información sobre la hora aproximada de entrega o incluso ofrecer la opción de elegirla.

 

Además, desde que gigantes como Amazon o Alibaba operan en el mercado ofreciendo costes de envío y devoluciones gratuitas, es imperativo optimizar los procesos de logística inversa y facilitar al máximo las devoluciones. Esta presión recae de nuevo en el proveedor logístico, que tiene que optimizar cada uno de sus procesos y ofrecer al ecommerce sus servicios a precios aún más ajustados.

 

Y menos fieles

 

La escasa o nula fidelidad de los clientes es una característica es algo con lo que tiene que lidiar cualquier proveedor de productos o servicios en un mercado tan competido como el actual. En el caso del sector logístico, es la norma. 

 

En B2B, trabajar con más de un proveedor de logística es una estrategia habitual para evitar dependencias, vulnerabilidades o pérdida de oportunidades. 

 

Esto añade aún más presión al sector. El elevado nivel de competencia obliga a trabajar con márgenes muy ajustados y a replantearse continuamente el servicio para buscar formas de fidelizar al cliente aportándole valor añadido.

 

Trabajadores más cualificados para favorecer el crecimiento del ecommerce

 

¿Qué tiene que ver un repartidor actual con la misma figura hace diez o quince años? Muy poco o casi nada.

 

Muchas de las empresas líderes de transporte exigen ahora más requisitos a los candidatos durante sus procesos de selección: tienen que aportar conocimientos tecnológicos, habilidades de atención al cliente o incluso conocer la legislación vigente sobre los temas que les atañen. 

 

Cuando se trata de ecommerce, el repartidor es la única cara visible, la única persona que verá el comprador. Su capacidad resolutiva y su profesionalidad son vitales para el funcionamiento de la cadena. 

 

El sector logístico se enfrenta, por una parte, a la falta de personal cualificado; por otra, a la poca capacidad de adaptación del personal actual. Enfrentar este reto pasa por destinar más recursos a la formación y desplegar tácticas de retención de talento profesional.

 

La lucha contra el impacto medioambiental

 

En la misma medida que aumenta el transporte de mercancías por todo el mundo, aumenta el impacto medioambiental de la logística. En España, por ejemplo, el sector del transporte es responsable de casi un tercio de emisiones de CO2.

 

La legislación actual se ocupa de exigir responsabilidad medioambiental a las empresas logísticas, con normas cada vez más restrictivas a pesar del crecimiento del ecommerce.  

 

Así, el sector logístico debe trabajar en la optimización de la eficiencia energética utilizando la energía y los medios más sostenibles a su alcance, así como mejorar su operativa para minimizar el impacto medioambiental.

Los retos del ecommerce en el sector logístico

La innovación tecnológica es de gran ayuda en esta lucha. Por ejemplo, la tecnología permite controlar en tiempo real el mantenimiento de los vehículos de transporte, lo que reduce tanto el consumo como los residuos contaminantes. 

 

Otras aplicaciones tecnológicas como el GPS o software específico de optimización de rutas, permiten una mejor gestión de las cargas y la planificación de trayectos y paradas. 

 

Gracias a la tecnología es posible identificar patrones de conducta de los repartidores y geolocalizar los vehículos de las flotas, así como transmitir esta información en tiempo real. De esta forma se reducen los kilómetros en vacío y aumenta la eficiencia de las rutas. Todo contribuye a reducir la producción de dióxido de carbono. 

 

La digitalización: reto y oportunidad

 

Aplicando la conectividad a la actividad logística nace la logística 4.0, una auténtica revolución en el sector que ayudar todavía más al crecimiento del ecommerce. La digitalización hace posible automatizar y optimizar procesos de cara a conseguir tiempos de respuesta más cortos, adaptarse a la omnicanalidad, anticipar las necesidades de los clientes y gestionar la trazabilidad de los productos a lo largo de toda la cadena.

 

Tecnologías como el big data, la realidad aumentada, la inteligencia artificial o el IoT tienen interesantes aplicaciones en cada fase de la cadena logística. Robots para picking (preparación de pedidos), software avanzado para almacenes, información en tiempo real, drones para repartos, etiquetas inteligentes, blockchain para garantizar la trazabilidad… las posibilidades no tienen fin.   

 

Adoptar las nuevas tecnologías requiere invertir recursos: a la inversión económica hay que sumar el tiempo y el coste de personal necesarios para integrar los cambios. Muchas empresas logísticas habían empezado apenas con esta tarea o la contemplaban en sus próximos planes. 

 

La pandemia ha obligado a dejar atrás cualquier reticencia, obligando a afrontar estos retos de forma inmediata para dar respuesta a la escalada de la demanda y sobrevivir en la nueva situación.

 

En resumen, la renovación tecnológica es el camino que ha de seguir el sector logístico para poder hacer frente a la rapidez de los cambios que estamos viviendo, a responder al gran crecimiento del ecommerce y a superar los retos planteados por la nueva situación. 

user-gravatar
Practics
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.