logo

¿Quienes somos?

Practics Business Solutions nace con el objetivo de centrar su actividad en la implantación de sistemas de gestión para empresas, utilizando mayoritariamente herramientas OpenSource; Openbravo ERP, Vitger CRM, Prestashop eCommerce, SugarCrm.
info@practicsbs.com
+34 933 800 360

Trazabilidad alimentaria, qué es y cómo cumplir

Qué es la trazabilidad alimentaria

Trazabilidad alimentaria, qué es y cómo cumplir

La trazabilidad alimentaria no es solo una obligación legal en muchos países, además, sirve a la transparencia de cara a clientes, accionistas y autoridades.

 

Hoy más que nunca, los usuarios quieren saber de dónde proceden lo que consumen, por lo que la trazabilidad debería estar entre tus prioridades en los próximos meses y años.

 

¿Qué es la trazabilidad del producto?

 

La trazabilidad es la capacidad para seguir un producto, una material prima o un alimento a través de los procesos de producción, procesamiento y distribución.

 

Aunque se trata de un concepto sencillo, tiene importantes implicaciones y procesos que requieren atención. 

 

Comencemos por distinguir los diferentes tipos de trazabilidad alimentaria. 

 

Trazabilidad interna frente a externa

 

La trazabilidad interna hace referencia al proceso interno de producción dentro de la cadena alimentaria.

 

Los productos que se elaboran en una empresa alimentaria requieren de diversos componentes e ingredientes. Cuando estos ingredientes se procesan para crear un nuevo producto, se debe asignar un identificador único.

 

Además, para garantizar la trazabilidad, debe quedar registro del vínculo entre este nuevo producto y todos los ingredientes orgánicos, incluidos adobos, condimentos o coberturas. 

 

La trazabilidad externa hace referencia al seguimiento del producto a lo largo de la cadena de suministro. Es decir, debe compartir información entre todos los participantes de la misma. El objetivo es lograr un seguimiento exhaustivo desde el proveedor original hasta el cliente final.

 

Trazabilidad hacia atrás frente a hacia adelante

 

Además de estos dos tipos de trazabilidad, podemos hablar de trazabilidad hacia atrás y hacia delante.

 

La trazabilidad hacia atrás hace referencia a la capacidad de una empresa para rastrear un producto final hasta todos sus ingredientes originales. Imagina que un cliente sufre una reacción alérgica a uno de los ingredientes de un producto fabricado en tus instalaciones. En importante poder seguir el rastro hasta el origen para saber si dicha reacción se ha debido a un error o en cuál de las fases de producción se encuentra el problema.

 

Por el contrario, la trazabilidad hacia delante se refiere a la capacidad de una empresa para identificar los productos terminados en los que entró un lote de materia prima.

 

¿Es obligatoria la trazabilidad?

 

Las empresas alimentarias están sujetas a fuertes regulaciones relacionadas con la trazabilidad. 

 

En la Unión Europea, el Reglamento de la legislación alimentaria general exige a todas las empresas la capacidad para rastrear alimentos, piensos e ingredientes en todas las etapas de producción, procesamiento y distribución. 

 

A este reglamento, se unen los propios de cada país, además de aquellos que no son obligatorios, pero a los que las empresas que quieren ir más allá de la normativa europea pueden adherirse.

 

La obligatoriedad de la trazabilidad de los alimentos

 

¿Tiene sentido comercial la trazabilidad del producto?

 

Más allá de la obligatoriedad o no de contar con un plan de trazabilidad en tu empresa de alimentación o bebidas, se trata de una cuestión de confianza con respecto a tus clientes.

 

Puede ayudar a los clientes a identificar rápidamente posibles fuentes de contaminación o a seguir un alimento desde su origen hasta su mesa, lo que puede redundar en una mejor reputación para tu marca.

 

La seguridad alimentaria, al contrario que algunas enfermedades, no es cosa del pasado y el E. coli, la salmonela o la listeria son peligros de la industria alimentaria muy reales que no podemos obviar.

 

Nuevas tendencias de consumo

 

Además de la seguridad alimentaria, la trazabilidad de los alimentos es una buena razón para satisfacer a un público preocupado cada vez más por lo que llega a sus casas.

 

Sea por razones culturales, como saber si un determinado alimento cumple o no con los criterios Kosher o Halal o por razones de salud (alergias y opciones veganas y vegetarianas), un sistema de identificación de productos que permita cumplir con la trazabilidad ayudará a tu empresa.

 

Beneficios para tu empresa

 

Además de lo mencionado, la trazabilidad de un producto puede tener beneficios tangibles en términos de operaciones comerciales e ingresos. 

 

Con respecto a lo primero, un sistema de trazabilidad sólido facilita los procesos de inventario, logística y distribución sin problemas y puede ayudar a reducir los tiempos de respuesta, ya que facilita la retirada de productos, minimizando la interrupción del comercio. 

 

En cuanto a este último, la trazabilidad puede proporcionar una prueba de pureza o autenticidad, justificando un precio minorista más alto, como sucede con el aceite de oliva. 

 

Además, ayuda a evitar los intentos de fraude o de adulteración que se hayan podido producir en algún eslabón de la cadena.

 

Herramientas y tecnología para seguir la trazabilidad alimentaria

 

Como no podía ser de otra manera, la trazabilidad alimentaria implica la recopilación, gestión y análisis de gran cantidad de datos.

 

Número de lote, volúmenes, ingredientes, materias primas, ubicaciones, proveedores y rutas y destinatarios son solo algunos de los datos que son necesarios para alimentar los sistemas de trazabilidad alimentaria.

 

Además, esta información debe estar estructurada de tal manera que refleje las conexiones entre unos y otros, de forma que se pueda recurrir a ella cuando sea necesario y lo más rápidamente posible.

 

Entre las herramientas que más ayudan a agrupar los productos de forma que la trazabilidad sea posible se encuentran los códigos de barras, los dispositivos de identificación por radiofrecuencia y las redes de sensores inalámbricos.

 

Por supuesto, una plataforma como Openbravo puede ayudarte a personalizar tu flujo de trabajo y adaptar tu empresa a los requisitos que buscan los clientes.

 

Desafíos de la trazabilidad alimentaria

 

Como es lógico, hay una gran cantidad de retos asociados con la trazabilidad alimentaria.

 

Contar con las herramientas necesarias, la formación para implementarla en tu empresa o los desafíos legales siempre cambiantes son solo algunos de ellos.

 

Tampoco podemos olvidar que la industria alimentaria es fuertemente competitiva y que la adopción de estos sistemas, cuando permiten al consumidor acceder a los datos, abre la puerta a todo tipo de riesgos a tener en cuenta, como las copias de productos y procesos o la seguridad de los datos empresariales.

 

Sea como sea, los beneficios superan ampliamente los problemas que se pueden presentar en la trazabilidad alimentaria, por lo que no deja de ser una buena idea implementarla en tu empresa o hacerla más flexible.

user-gravatar
Practics
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.