logo

¿Quienes somos?

Practics Business Solutions nace con el objetivo de centrar su actividad en la implantación de sistemas de gestión para empresas, utilizando mayoritariamente herramientas OpenSource; Openbravo ERP, Vitger CRM, Prestashop eCommerce, SugarCrm.
info@practicsbs.com
+34 933 800 360

Moda circular, qué es y cómo beneficia a tu negocio

Moda circular, qué es y cómo beneficia a tu negocio

No es ningún secreto que la moda es una de las industrias más contaminantes que existen, solo por detrás de la energética. Aunque cuesta comprender el impacto en el planeta de la compra de nuestros pantalones favoritos en una tienda cercana, la realidad es que dicha prenda no solo procede del otro extremo del planeta, es que además, han sido necesarias una cantidad ingente de materias primas para su fabricación. En la nueva entrada del blog, explicaremos el término moda circular y cómo puede ser un aliado de tu negocio.

 

¿Qué es la moda circular?

 

El término moda circular procede de la definición de economía circular. En 2017, Brismar definió la economía circular como la forma de dar continuidad a ropa, calzado, electrodomésticos o muebles fabricados de forma responsable para que sean usados durante el máximo tiempo posible. Una vez terminado su ciclo vital, pueden regresar de manera segura a la biosfera cuando ya no sea posible su uso humano.

 

Se trata de un concepto fuertemente relacionado con el medioambiente, la sostenibilidad y la preocupación por los recursos naturales finitos.

 

Por poner un ejemplo sencillo, piensa en una camiseta. En algún lugar del mundo, un diseñador crea un diseño y selecciona un material. La fabrica donde se produce, probablemente en un lugar muy lejano, produce camisetas en masa que viajan cientos de miles de kilómetros hasta llegar a un centro comercial de tu ciudad. Compras esa camiseta y tras un uso de, pongamos, una temporada, la desechas.

 

Para fabricar esa camiseta han sido necesarios cientos de miles de litros de agua que riegan las plantas de algodón, personas que lo han recogido, tratado y creado la tela con la que se fabrica. Después, ha recorrido cientos de miles de kilómetros en barco o en avión, con su considerable cuota de huella de carbono.

 

Un esfuerzo titánico para una sola temporada, ¿no te parece? Si multiplicas esa camiseta por los cientos de prendas que una persona consume a lo largo de su vida, la cifra asusta.

 

¿Hay una forma más sostenible de enfrentarse a la moda? ¿Podemos amar el diseño o disfrutar de la moda siendo más responsables ecológicamente?

 

La respuesta está en la economía circular.

 

La paradoja de la moda rápida

 

Es probable que a estas alturas de texto estés pensando que tu negocio no puede sobrevivir si solo vendes 20 camisetas en 30 años por cliente. ¡Los números no salen!

 

Y tienes razón. Tu negocio vive de las ventas, y cuantas más prendas salgan de tu negocio, mejores serán tus resultados.

 

La economía circular no es enemiga del consumo, ni de la facturación, ni del progreso económico.

 

La idea es consumir de forma más responsable. Si esa camiseta de la que hemos hablado está fabricada de forma sostenible y vuelve al ecosistema de modo sostenible, ¿qué problema hay en que estrenes ropa siempre que quieras?

 

La respuesta, una vez más, está en la economía digital.

Internet cierra el círculo

 

Como hemos comentado, la industria de la moda es la segunda más contaminante, solo por detrás del petróleo. Es responsable del 10% de las emisiones de gases invernadero y del 20% de la contaminación de aguas residuales.

 

¿Sabías que cada año, se generan 13 millones de toneladas de residuos textiles? El problema es que la ropa no se recicla, directamente se desecha, sin darle una segunda, una tercera o una cuarta vida.

 

Internet ha propiciado un aceleramiento de la economía rápida, donde la moda de usar y tirar tiene un papel preponderante.

 

Sin embargo, internet también puede ser la solución, ya que muchas de sus ventajas como la comunicación y la innovación, pueden ayudar a generar ideas y procesos que apuesten por la economía circular.

 

A continuación compartimos contigo algunas ideas.

 

Alquiler

 

En un esfuerzo por hacer que las prendas duren más, muchos retailers han comenzado a ofrecer servicios de alquiler, así como servicios de mantenimiento y reparación de prendas para extender la vida útil. 

 

Se espera que el mercado mundial de alquiler de ropa online crezca de 1.800 millones de dólares en 2018 a 1.960 millones en 2023.

 

Aunque España es una de las cunas de la moda rápida y eso se nota en sus cifras, ya existen importantes iniciativas orientadas a atender a un mercado joven, preocupado por la sostenibilidad y con internet como aliado.

 

Desde el punto de vista empresarial, no existe diferencia entre vender 2.000 prendas al mes o alquilarlas, lo único que cambia es el modelo de negocio.

 

 

Reutilizar

 

El mercado de ropa de segunda mano se ha convertido en una propuesta increíblemente viable. Se estima que alcanzará los 52.000 mil millones para 2024.

 

Vinted, el mercado de ropa de segunda mano, es un negocio asentado en nuestro país, con más de 20 millones de miembros en 10 países.

 

Y no es la única empresa viable y rentable que cuenta con excelentes números en su haber con una filosofía sostenible. 

 

Vibbo, Wallapop, el Marketplace de Facebook y muchas otras webs y aplicaciones de reventa se han asentado fuertemente en nuestro país como reflejo de las tendencias pospandemia. Según 1 de cada 5 españoles afirma que gastará más en productos de segunda mano que en artículos nuevos en los próximos cinco años, según el informe “La red del cambio”, publicado por Wallapop en colaboración con la empresa de sondeos Ipsos.

 

Reparar

 

Se estima que ampliar la vida útil de una prenda nueve meses reduce su huella de carbono, residuos y agua en un 20%-30%. Aunque no tengas a tu abuela cerca para que te haga un remiendo, hoy en día cuentas con servicios de reparación de ropa online y tiendas de barrio que pueden hacer modificaciones, reparaciones y actualizaciones de las prendas que usas.

 

Además, hay iniciativas como la marca de material exterior Patagonia, que te ayuda a calcular el precio de tus prendas utilizadas para acumular crédito en la tienda. De esta forma, se incentiva el reciclaje y la empresa encuentra una nueva vía de ingresos con la venta de ropa de segunda mano reparada o actualizada.

 

La información de la cadena de suministro

 

Pero no solo es cuestión de aprovechar el potencial de la ropa que compramos, también es informar al consumidor para que pueda tomar decisiones de compra inteligentes.

 

Saber la huella de carbono de esa camiseta, dónde se ha fabricado y el número de litros de agua necesarios para producirla puede ayudarnos a tomar decisiones más conscientes sobre qué implica consumir moda.

 

Gracias a la digitalización de la cadena de suministro, puedes hacer llegar esta información a tus clientes en tu ecommerce, siempre que cuentes con un sistema de gestión empresarial potente y eficaz. Si quieres empezar hoy mismo a preocuparte por la moda circular, consulta con nosotros para que te asesoremos.

user-gravatar
Practics
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.