logo

¿Quienes somos?

Practics Business Solutions nace con el objetivo de centrar su actividad en la implantación de sistemas de gestión para empresas, utilizando mayoritariamente herramientas OpenSource; Openbravo ERP, Vitger CRM, Prestashop eCommerce, SugarCrm.
info@practicsbs.com
+34 933 800 360

Región cloud, qué son y cuándo te convienen

Por qué necesitas una región cloud

Región cloud, qué son y cuándo te convienen

Disponer de una región cloud supone contar con una importante serie de beneficios de tu empresa. Por eso, cuando se trata de escoger, hay algunos factores que merece la pena tener en cuenta, como la latencia, el coste, la seguridad o los servicios que se ofrecen desde cada uno de los centros. 

 

Enseguida te contamos qué son las regiones cloud y por qué deberías conocer bien las posibilidades antes de decidirte. 

 

Diferencias entre una región cloud y una zona de disponibilidad

 

Una región cloud es un conjunto de centros de datos desplegados dentro de un perímetro con una latencia determinada y conectados a través de una red regional dedicada de baja latencia.

 

Cada región cloud es un área geográfica independiente y está dividida en varias zonas de disponibilidad aisladas. Las regiones están aisladas unas de otras, con lo que se consigue la mayor estabilidad posible en caso de avería.

 

Cada zona disponible es independiente, pero tiene conectividad de red con otras zonas disponibles en la misma región. Una zona de disponibilidad es un segmento aislado de una región que se encuentra en racks separados en equipos separados. Por regla general, todos los recursos de red dentro de la región son compartidos.

 

La transferencia de datos entre regiones es la velocidad de transferencia de datos a través de Internet.

 

En una misma región, es posible combinar redes locales de máquinas virtuales situadas en diferentes zonas de disponibilidad. Por ejemplo, se puede configurar la redundancia de datos y aplicaciones para intercambiar datos a alta velocidad y crear un sistema tolerante a fallos que esté protegido contra las interrupciones de Internet o las averías de los equipos.

 

Las regiones y zonas mejoran la disponibilidad y resistencia de la nube. La región es una instalación de infraestructura independiente situada en un centro de datos distinto. Cada región tiene sus propios recursos informáticos, redes y puntos finales de API. Normalmente, se utiliza un cliente de autorización común y una interfaz web para gestionar las regiones.

 

Ejemplos de host y una región cloud

 

Los hosts de virtualización y almacenamiento de la región se combinan en zonas. Las zonas pueden dividirse según diferentes criterios. Por ejemplo, por capacidad. En el caso de Amazon Web Services (AWS), hablamos de capacidades regionales en Estados Unidos, Sudamérica, Europa y Asia-Pacífico.

 

Además, cada región puede tener de dos a cinco zonas de disponibilidad. Estas zonas de disponibilidad están separadas geográficamente entre sí para garantizar la fiabilidad y la asignación de recursos.

 

Las regiones están conectadas entre sí a través de canales de comunicación de alta velocidad por Internet. Cada zona de disponibilidad puede tener uno o más centros de datos, lo que a su vez aumenta la resistencia y mejora la asignación de recursos.

 

Microsoft Azure, por ejemplo, tiene un grupo de disponibilidad: una colección de máquinas virtuales que están vinculadas entre sí para ejecutarse continuamente. Además, los grupos de disponibilidad se agrupan en regiones. Y las regiones, a su vez, se agrupan en seis ubicaciones geográficas: Estados Unidos, Europa, Asia-Pacífico, Japón, Brasil y Australia.

 

Google Cloud Platform tiene un enfoque similar al de otros sistemas de nube. Cuenta con regiones de centros de datos en el centro de Estados Unidos, Europa occidental y Asia oriental, y está ampliando constantemente sus recursos.

 

Aspectos a tener en cuenta en una región cloud

 

¿Cómo encontrar una ubicación óptima en una región cloud? 

 

Antes de decidirse por un proveedor de la nube, hay que determinar dónde se encuentra su público objetivo y cuáles son los requisitos para el funcionamiento del sistema. A la hora de elegir la región y la zona de disponibilidad de un proveedor de la nube, hay que tener en cuenta las siguientes cuestiones:

 

  • ¿En qué parte del mundo opera tu empresa?
  • ¿Es posible almacenar los datos de las oficinas remotas en un solo lugar o deben compartirlos las oficinas situadas en diferentes regiones?
  • ¿Con qué frecuencia será necesario transferir datos de una zona a otra?
  • ¿Cuántos datos hay que transferir de una zona al resto?
  • ¿Qué importancia tiene el tiempo de recuperación o la velocidad de cálculo?

 

Por último, a la hora de elegir la zona que más te convenga, ten en cuenta los siguientes criterios:

 

1. Retraso y proximidad

 

Como regla general, a la hora de elegir una zona o región de disponibilidad, selecciona la zona más cercana geográficamente para reducir la latencia y proporcionar ancho de banda. Visita diversos foros para obtener información de usuarios reales y adquirir los conocimientos necesarios sobre estos parámetros.

 

2. Coste de los recursos

 

Esta es una tarea de economistas. La diferencia entre regiones puede ser de décimas de céntimo, pero en cientos de instancias al año, puede ser significativa para ahorrar dinero sin sacrificar la calidad. Es necesario hacer comparaciones no solo entre regiones del mismo sistema de nube, sino también entre diferentes proveedores.

 

3. Cumplimiento y seguridad

 

Cada zona está situada en un país diferente, y cada país tiene leyes diferentes en materia de seguridad y protección de datos. Algunos países pueden prohibir la transferencia de datos entre regiones. Esto puede afectar al plan de diseño de la infraestructura del proyecto. El incumplimiento de estas leyes puede dar lugar a importantes multas. Consulta siempre con el departamento jurídico cuando consideres este asunto.

 

4. Acuerdos de nivel de servicio

 

Necesitarás los parámetros correctos para obtener el mejor servicio. Comprobar cada acuerdo de nivel de servicio (SLA) para cada proveedor de la nube y cada región cloud puede tener un gran impacto en la arquitectura de tu proyecto.

 

Puedes encontrar el Acuerdo de Nivel de Servicio de Amazon AWS y ver los servicios que incluye Amazon:

 

  • Amazon Elastic Compute Cloud (Amazon EC2)
  • Amazon Elastic Block Store (Amazon EBS)
  • Amazon Elastic Container Service (Amazon ECS)
  • AWS Fargate para Amazon ECS y Amazon EKS

 

En el caso de los acuerdos de nivel de servicio de Microsoft Azure, ya se describen por separado para un mayor número de servicios (en el momento de escribir este artículo, hay unos 22 SLA distintos).

 

En cuanto a Google, también tienen su propio SLA para cada servicio, así que cuando diseñes un sistema en la nube, presta atención a las posibles diferencias en estos documentos. De este modo podrás elegir el servicio correcto y organizar tu aplicación en el sistema en la nube.

 

No todos los días tendrás que decidir qué región cloud es la que más te conviene, pero si llega ese día, no dudes en ponerte en contacto con tu socio tecnológico de confianza, Practics Business Solutions.

user-gravatar
Practics
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.