logo

¿Quienes somos?

Practics Business Solutions nace con el objetivo de centrar su actividad en la implantación de sistemas de gestión para empresas, utilizando mayoritariamente herramientas OpenSource; Openbravo ERP, Vitger CRM, Prestashop eCommerce, SugarCrm.
info@practicsbs.com
+34 933 800 360

Tipos de negocio ecommerce: modelos y estrategias

Los tipos de negocio ecommerce que existen

Tipos de negocio ecommerce: modelos y estrategias

Piensa por un momento en cómo comprabas hace diez años. ¿A dónde acudías? ¿Cómo buscabas información sobre las opciones que se te presentaban? Los distintos tipos de negocio ecommerce han variado enormemente a medida que la tecnología y los hábitos de los consumidores cambian.

 

Hoy, contamos con más opciones que nunca y en el futuro cercano se presentan nuevas e innovadoras formas de vender online que hace diez años parecían ciencia ficción.

 

Los tipos de negocio ecommerce tradicionales

 

Si tu negocio está dando los primeros pasos relacionados con el comercio electrónico, es probable que se encuentre en una de las cuatro categorías de tipo de negocio ecommerce:

 

1. B2C: empresa a consumidor

 

Las empresas B2C son las que se dirigen al usuario final. Es el modelo comercial más común, por lo que hay muchos tipos de negocios ecommerce bajo este paraguas.

 

Es decir, cualquier cosa que puedas comprar en internet como usuario (desde ropa hasta artículos de papelería pasando por entretenimiento o servicios de telecomunicaciones) es B2C.

 

Lo más importante que debes saber de este tipo de modelo es que su ciclo de compra es mucho más corto que en otros modelos. Desde que sientes la necesidad (por ejemplo, de comprar un nuevo cortacésped) hasta que realizas la compra, transcurre un tiempo más o menos corto.

 

En algunos casos, cuando el producto tiene un precio elevado, este tiempo puede dilatarse, como en el caso de los artículos de lujo o los coches. Además, es probable que se presente una compra híbrida, donde la omnicanalidad juega un papel clave: investigas online, visitas la tienda, compras online, recoges en tienda o recibes el artículo por correo.

 

También, piensa que el comercio electrónico B2C no solo incluye productos como ropa o calzado, incluye servicios como entretenimiento, asesoría o limpieza.

 

Aquí es donde probablemente hayamos asistido a una gran revolución en los últimos tiempos. Hace diez años era poco probable que pudieras contratar una limpieza de colchón o un manitas por internet, hoy, tienes muchas opciones para elegir.

 

Los diferentes tipos de modelos ecommerce

 

2. B2B: empresa a empresa

 

En el modelo de negocio B2B, una empresa vende servicios o productos a otra empresa. A veces, el consumidor es el usuario final, como en el caso de los intermediarios de productos de alimentación, pero lo más común es que sean empresas consumidoras de productos o servicios.

 

Al contrario que en el caso B2C, el ciclo de compra o viaje del consumidor es mucho más largo en estos tipos de negocio ecommerce por diversos motivos: la toma de decisiones puede estar fragmentada, las aprobaciones no dependen únicamente de una sola persona y la investigación se suele basar en otros criterios y ser más profunda.

 

Imagina que estás comprando servicios de implementación de software de gestión para tu empresa. El proceso de investigación será mucho más complejo que si estás comprando unos pantalones. Primero, deberás saber quién es el fabricante adecuado (Practics te ofrece Openbravo, el software de gestión líder en ecommerce), además de casos de estudio y referencias de trabajo realizados por la empresa que implementará dicho software.

 

3. C2B: consumidor a empresa

 

Los ecommerce que venden C2B permiten a las empresas vender productos y servicios a través de internet.

 

En este modelo de comercio electrónico encaja bien empresas como Fiverr, el servicio que pone en contacto a empresas con profesionales de diseño.

 

Otro tipo de negocio ecommerce que seguro reconocerás y que cae en esta categoría son los influencers: personas que ofrecen servicios de promoción a empresas que quieren alcanzar audiencias cada vez más grandes.

 

4. C2C: consumidor a consumidor

 

El último de los tipos de negocios ecommerce tradicionales, C2C, pone en contacto consumidores que desean intercambiar bienes y servicios, cobrando por el intercambio.

 

eBay, Wallapop y las empresas que ofrecen productos de segunda mano encajan en este tipo de modelo.

 

En los últimos años, hemos asistido a una auténtica explosión de este modelo, que ponen en contacto consumidores gracias a la tecnología y que pueden beneficiarse ampliamente, si bien la monetización de estos modelos (a través de publicidad o comisiones por servicios extra como el envío en Wallapop) es un tema que no todas las empresas han sabido encarar con éxito.

 

Tipo de negocio ecommerce innovadores

 

Si bien estos cuatro tipos de negocio ecommerce cuenta con una base bien asentada, han surgido otros modelo innovadores a los que conviene estar muy atentos.

 

1. D2C: directo al consumidor

 

Sin intermediarios, se abren grandes posibilidades para modelos de rápido crecimiento como es el directo al consumidor.

 

Y no solo es una cuestión de ser innovador con una marca nueva. Muchas empresas de todo tipo (desde Chanel a Bosch) han optado por comercializar directamente sus productos en webs donde pueden controlar mejor la experiencia de usuario y los márgenes de beneficio, sin tener que depender de grandes superficies o revendedores.

 

2. Marca blanca y marca propia

 

Si conoces un poco el sector de la belleza sabrás que es un mundo complejo con un enrevesado entramado de marcas blancas, marcas prémium, marcas de bajo coste, marcas propias, colaboraciones y segundas marcas.

 

Sin entrar a detallar todo este entramado, vaya por delante que muchas empresas buscan sacar líneas económicas bajo otra marca para no devaluar la marca principal, así como ofrecer marca blanca para que otros puedan aprovecharse de un producto de calidad ofrecido bajo su propia marca.

 

3. Venta al por mayor

 

La venta al por mayor sigue teniendo sus ventajas en la era de internet. Un mayor volumen significa mayor facturación, así como un precio con descuento para el destinatario.

 

Aunque la venta al por mayor es típica del sector B2B, muchos minoristas han optado por apuntar al consumidor final para mejorar sus ventas. Y en muchos casos, funciona.

 

4. Dropshipping

 

Hay todo un mundo ahí fuera destinado al dropshipping.

 

Por lo general, los que se dedican a este tipo de negocio ecommerce comercializan productos gestionados por terceros, como AliExpress. Es la versión moderna del intermediario, porque conecta consumidor con fabricante.

 

Gracias a internet, hoy es más fácil que nunca acceder a fabricantes en cualquier parte del mundo, por lo que puedes contar con un inventario de proveedores amplio que alimente tus existencias.

 

5. Servicio de suscripción

 

Por último, pero no por ello menos importante, nos encontramos con los servicios de suscripción, otro de los grandes ganadores de últimos 20 años.

 

Las empresas editoriales fueron las pioneras en este tipo de servicios, con idas y venidas que no siempre triunfaron, como el cable en Estados Unidos o los primeros servicios de suscripción online a medios de comunicación en la primera década del 2000.

 

Hoy en día, es un tipo de negocio que podemos ver prácticamente en cualquier industria, ya que el usuario se ha acostumbrado a los micropagos por suscripción.

 

¿Los mejores ejemplos de estos tipos de negocio ecommerce? Netflix, Amazon, o HBO, pero no son los únicos. Pedidos mensuales de ingredientes para simplificar tus menús, flores, alimentación, vino, revistas; es posible conseguir una suscripción mensual a casi cualquier cosa.

 

Si estás pensando en implementar uno de estos tipos de negocio ecommerce, no empieces sin una buena plataforma de gestión empresarial. En Practics podemos ayudarte a encontrar el mejor modelo para que tu negocio sea un éxito.

user-gravatar
Practics
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.